Change language

Thank you for supporting glass!

The registration procedure has been completed. From now we will keep you updated with all Friends of Glass activities and achievements.

Creo que el vidrio es beneficioso para mí, para mi familia y para el medio ambiente.

Haz click en uno de los iconos para unirte a nosotros:

Únete por email

Me gustaría mantenerme informado de las noticias y actualizaciones de Friends of Glass.

(puedes darte de baja en cualquier momento)

Al unirte a Friends of Glass, aceptas nuestros Términos y Condiciones

Thanks for your subscription!
Your'e almost there!

We've sent an email to your address. Please confirm this subscription by clicking on the link in the e-mail. Only one more step to go!

Sorry, but your e-mail address already exist!

Please check out your e-mail account if you already received a confirm mail for subscribing Friends of Glass.

Vino + Vidrio= Sabor

Vino + Vidrio= Sabor

No hay nada como el aroma de una botella de vino recién abierta ¿Ese primer sorbo? ¡incluso mejor! Los productores de vino han confiado en el vidrio durante siglos, por su capacidad de capturar y preservar el sabor en su interior. El vidrio es la mejor manera de disfrutar tu comida y el vino, de la forma pretendida.

¿Alguna vez te has preguntado por que el vino en bag-in-box no sabe tan bien como en botella de vidrio? Investigadores franceses del Joint Research Unit for Agropolymer Engineering and Emerging Technologies (UMR IATE) puede que tengan la respuesta. UMRIATE ha descubierto que el vino pierde aromas y sabores clave cuando se encierra en un envase de plástico durante años.

«Es conocido que el material en contacto con el vino interacciona con el aroma» dice Pascale Chalier, autor jefe del estudio de UMRIATE.  «Este fenómeno podría provocar pérdida y modificación del perfil aromático». El fenómeno se conoce como «pérdida de aroma» – la reducción gradual de sabor a lo largo del tiempo a causa de los materiales de envasado que interactúan con el contenido».

Los resultados de UMRIATE reflejan los resultados del estudio  realizado por investigadores de Brock University (Canadá) en 2009 y la Universidad de Atenas (Grecia). Durante 18 meses el equipo midió el nivel de aroma de dos vinos en diferentes tipos de envase. El estudio demostró que el número de matices decrecía a 26 y 45% durante un periodo de 18 meses. Los cambios más importantes se descubrieron en los vinos envasados en Tetrapak. Se advirtieron niveles similares de pérdida de sabor en vinos cerrados con corcho sintético, comparado con corcho natural y tapas de rosca.

A diferencia de otros materiales, el vidrio es químicamente inerte; no altera el sabor de su contenido y no reacciona ni con la comida ni con la bebida que contiene, ni afecta al aroma del vino. Los matices del aroma son muy importantes para disfrutar del vino. Es por ello que las copas de vino están diseñadas para cerrarse en la parte superior, permitiendo que el aroma del vino se concentre en esa área.  Los expertos creen que las copas de balón o en forma de tulipán, proporcionan la mejor experiencia sensorial.

Desde Friends of Glass, estamos interesados por conocer tus experiencias ¿notas la diferencia entre el sabor de un vino envasado en vidrio con el vino envasado en otros materiales? Comparte tu opinión con nosotros en la página en Facebook de Friends of Glass o mándanos un tweet a @FriendsGlassES